JURAMENTO YAQUI

Uno de los eventos más importantes e impactantes dentro de la cultura yaqui es el momento cuando los jefes o autoridades tradicionales reciben su nuevo cargo.

El hombre que recibe el puesto de cobanao o gobernador, de capitán, de pueblo mayor…escucha en silencio solemne el juramento que recita la autoridad mayor religiosa dentro del recinto de la iglesia del pueblo correspondiente. Cuando termina, la nueva autoridad baja la cabeza y sella el juramento con un EWI o SI, recibiendo el bastón de mando como símbolo de su investidura. Se desconoce el inicio del juramento yaqui, aunque se sabe que es de origen prehispánico.

Actualmente, debido a la belleza del contenido de sus frases, se ha difundido y es posible encontrarlo plasmado en diferentes objeto artesanales. Los más conocidos están realizados en pirograbado sobre una hoja de cuero curtido a modo de pergamino o con un marco formado por cuatro troncos huecos de choya (cactus propios de la zona), atados rústicamente con tiras del mismo cuero. Es común encontrarlo adornando una oficina de gobierno o cualquier otro lugar donde la persona encargada detenta algún cargo público.

Por la fuerza y belleza de su contenido se reproduce a continuación el juramento completo:

“Para ti no habrá ya sol

Para ti no habrá ya noche

Para ti no habrá ya muerte

Para ti no habrá ya dolor

Para ti no habrá ya calor

Ni sed, ni hambre, ni lluvia,

Ni aire, ni enfermedades, ni familia…

Nada podrá atemorizarte

Todo habrá concluido para ti

Excepto una cosa: el cumplimiento del deber

En el puesto que se te designe.

Allí quedarás para la defensa de tu nación

De tu pueblo, de tu raza, de tus costumbres.

¿Juras cumplir el mandamiento divino?


EWI (SI)