SANTOS SERIS “ icooc molca Comca’ac”

Santos protectores para pedir la longevidad, amuletos para la mujer trabajadora que busca lanzar un hechizo y capturar al hombre deseado, amuletos y encantamientos para conseguir novio.

Estos son algunos de los antiguos y pocos conocidos santos seris. Trabajados en madera de palo blanco y coloreados con tintas de vivos colores, los santos seris representan el aspecto mágico, oculto, de la vida cotidiana comca’ac. Unos se cuelgan a la entrada de las casas, otros se sacan a la luz de la luna, otros se dejan guardados… la mayoría vienen enmarcados por un arco que simboliza la cueva o el inframundo donde el comca’ac obtiene la “visión”.

Cada una de las figuras tiene sus características propias y desempeñan funciones muy concretas, como el Santo del Tornado, que representa un hombre que apareció en el centro de un tornado y es el espíritu protector para propiciar la longevidad; la Mujer Guerrera, amuleto para la mujer sola que desea un hombre de pareja; el Santo para el hechizo de amor, amuleto para hacer encantamiento y poder conseguir novio o novia; la luna, amuleto para pedir deseos a la luna nueva; el corazón, para lograr un amor firme y duradero.

Estas figuras representan, a nivel estético, la otra cara de la artesanía seri: frente al carácter abstracto y elegante de las figuras de palo fierro y la cestería de torote prieto, estos santos encantan por su carácter ingenuo, acabado sencillo y colores vivos.