MUEBLES DE GUÁSIMA

La artesanía en madera de Guásima (“Ajjia Kutapo” en lengua yoreme) se elabora a partir del árbol del mismo nombre (Guazuma ulmifolia en lenguaje científico), árbol de tamaño mediano, a veces llega a los 20 metros, que crece junto a los arroyos, en las partes bajas de las tierras fértiles del Valle del Mayo.

Sus ramas recubiertas de corteza gris son muy flexibles, en especial si se cortan en luna llena o bien en cuarto creciente. Es importante observar los ciclos de la luna para que la madera no se pudra o bien se rompa.

La rama recién cortada se sumerge en agua salada o bien en agua muy caliente para eliminar algún tipo de plaga que pudiera tener y se le golpea con una piedra para ir quitando la corteza.

Esta madera es mejor trabajarla verde para poderle ir dando la forma deseada. Generalmente se usa para elaborar muebles de casa como sillas, mesas o pequeños enseres como cajitas y recipientes. En ocasiones también se usa para elaborar los estribos de la silla de montar, en este caso se utiliza moldes de madera gruesa para darle la forma del estribo antes de que seque. Lo mismo con el aro de los tambores ceremoniales o bien el aro de los banquitos con piel de chivo.