.

CANASTAS Y PIEZAS DE ALAMBRE

Una expresión artesanal poco conocida en Sonora, pero que forma parte del acervo cultural indígena, son las piezas realizadas con hilo de alambre, donde el artesano o artesana dan rienda suelta a su imaginación y creatividad mientras van realizando el tejido, obedeciendo casi siempre la forma a un sentido utilitario.

Estas piezas originalmente tuvieron un sentido práctico: canastas y cajas elaboradas para guardar diferentes productos y alimentos, incluso con forma de animales como la gallina, de diferentes tamaños y formas. Pequeñas esculturas se incorporaron después, donde sus creadores reproducen animales y otros modelos sencillos y bellos. Actualmente estas piezas se consiguen en el Valle del Mayo, principalmente en Teachibe, municipio de Navojoa y a escasos kilómetros de Masiaca.

El material utilizado es alambre de plomo o bien de cobre, tijeras, la aplicación de una buena técnica para dominar el alambre y mucha imaginación.

El uso que se da a esta artesanía se ha ido transformando. Así, la canasta que tradicionalmente servía para guardar los huevos hoy la podemos encontrar sirviendo de base para una vela o bien como florero, tanto de flores secas como frescas, o bien como pequeños recuerdos de un festejo especial (bautizos, bodas, etc.). El artesano mayo ofrece estas piezas en su color natural pudiendo el comprador pintarla más tarde con colores vivos y darle una imagen más moderna.

Los habitantes de Teachibe no recuerdan en qué momento sus habitantes comenzaron a elaborar esta artesanía que hoy en día constituye una de las piezas representativas de la cultura indígena mayo.