CESTERIA DE MECATE

El pueblo guarijío, se autodenomina “makurawe” y además de su presencia en Sonora, se ubican en comunidades colindantes del Estado de Chihuahua donde son denominados guarojíos.

Su artesanía está en estrecho contacto con los elementos naturales del paisaje que les rodea y con sus actividades cotidianas. En su cestería, además de los guaris o huaris realizados con hojas de palma y palmilla, elaboran unas cestas tejidas con fibra o hilos de ixtle de maguey torcidos o trenzados (lo que conocemos como “mecate”) o bien con finas tiras de cuero animal curtido. Son las angarillas: cestos hechos con tres aros de madera procedente de un árbol de ramas flexibles como el álamo o sauce, unidos con una red tejida, a modo de tela de araña, de manera que forman una canasta, con un mecate más largo en uno de sus lados para poderla sostener con la cabeza ya que éste atraviesa la frente en forma transversal. De este modo hombres y mujeres guarijío pueden cargar objetos colgados sobre la espalda mientras cuentan con las manos libres para realizar otra acción o transportar otra carga. Los realizan en diversos tamaños y también los cuelgan de las paredes.