CINTURON TRADICIONAL DE FARISEO

En el fariseo yaqui o chapayeca el cinturón tradicional está elaborado con una tira de unos 10 cms. de alto de cuero vacuno y pezuñas de cerdo, que cuelgan de pequeñas tiras de piel de unos 7 cms. En cambio, en el fariseo mayo los colgantes son pequeños carrizos, de unos 25 cms. de alto, que cuelgan de la tira de cuero amarrada a la cintura. En algunas comunidades mayo el carrizo que cuelga del cinturón de chapayeca se sustituye por casquillos de bala. Ambos cinturones se atan con hebilla de metal y los fariseos, al mover las caderas, lo utilizan como un lenguaje para dar las gracias o para unirse a las alabanzas generales en las diferentes ceremonias de Cuaresma y Semana Santa.